Ideas para reformar la cocina sin hacer obra

La madera vuelve a ser el complemento perfecto para decorar tu cocina
27 julio, 2018
Planifica tu cocina paso a paso
15 enero, 2019
reformar cocina sin obra

Debido a la cantidad de horas que pasamos en la cocina, esta es tal vez la zona de la casa que más renovación necesita.

Hoy en día, contamos con muchas alternativas para reformar la cocina sin hacer obra. Si tu idea es actualizar este rincón de la casa pero no quieres meterte en reformas mayores, te damos unos cuantos consejos para lograr en poco tiempo tener tu cocina soñada.

4 opciones fáciles para reformas tu cocina sin realizar obra:

1. Pinta la Cocina

Si actualmente tu cocina no está alicatada y tu idea es darle un toque diferente, una de las opciones para reformar la cocina sin obra es la de pintarla en colores que combinen con los muebles. Puedes también intercalar alguna pared de otro color, poner papel pintado o especial de pizarra para que los peques puedan pintar sin ningún problema. Eso sí, siempre que sean antimanchas.
reformar cocina sin obra

2. ¿Tienes azulejos y no te gustan?

Afortunadamente en los últimos años han aparecido productos que permiten tapar los azulejos, haciendo que parezcan una pared pintada. Es tan sencillo como poner la pasta específica sobre la pared para que absorba las juntas existentes y, a continuación, pintar con una pintura anti manchas. De esta forma logramos reformar la cocina sin necesidad de obra.

reformar cocina sin obra

3. ¿Qué hacemos con el suelo?

Tienes decidido cambiar el suelo y no sabes que poner. Estás de enhorabuena, en este aspecto hay alternativas que te permiten abordar esta reforma en la cocina sin obra. Puedes optar por poner tarimas flotantes de madera hidrófuga o suelo continuo de resina que, al igual que en la pared, absorbe las juntas actuales dejando un aspecto continuo espectacular. Todo esto encima del suelo existente y sin apenas obras

4. ¿Cómo puedo ganar espacio en mi cocina?

Si lo que quieres es conseguir más amplitud en tu cocina, una buena opción, si tus tabiques y distribución lo permiten, es quitar la puerta de paso actual e incorporar una puerta corredera, tanto de madera como de cristal. De esta forma vas a conseguir más amplitud de movimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies